El presidente Donald Trump escribió hoy en Twitter: “Estoy encantado de informar que el secretario de Estado Mike Pompeo está de vuelta de Corea del Norte con los tres maravillosos caballeros que todo el mundo tiene ganas de conocer. Parecen tener buena salud. También, buena reunión con Kim Jong Un. Ya hay fecha y lugar”.


Pyongyang ha liberado a los tres presos estadounidenses que se encontraban detenidos en ese país; un pastor nacido en Corea del Sur, Kim Dong-chul encarcelado desde el año 2015; Kim Hak-song y Kim Sang-duk, que trabajaron en la Universidad de Ciencias y Tecnología de la capital norcoreana.

El nuevo secretario de Estado, Mike Pompeo visitó Corea del Norte este miércoles, se trata del segundo viaje del funcionario norteamericano a ese país durante las últimas semanas.

“Hemos estado pidiendo la liberación de estos detenidos durante 17 meses. Sería un gran gesto si eligieran hacerlo (liberarlos)”, dijo Pompeo en reunión en Corea del Norte, dio a conocer el Departamento de Estado.

La visita del diplomático estadounidense tiene también como objetivo ultimar los detalles de cara a la entrevista de los dos mandatarios:

“Hemos empezado a definir el contenido de la agenda de la cumbre y hoy esperamos fijar algunos puntos para establecer un marco para una cumbre exitosa entre los dos presidentes”.

Sin embargo, Pompeo mencionó que la Casa Blanca no piensa “aflojar las sanciones” hasta que “consiga” sus “objetivos”, y se mostró contrario a un proceso paso a paso, que es lo que Kim Jong Un ha estado defendiendo por su parte.

La visita del jefe de la diplomacia norteamericana, se produce a las pocas horas de que Trump anunciara su decisión de retirarse del pacto nuclear con Irán, lo que según el diario El Mundo complica sin duda alguna la negociación con Norcorea.

(Con información de El Mundo)