El pueblo italiano Ollolai en la isla mediterránea de Cerdeña está llevando a cabo un plan para atraer personas para vivir y está vendiendo casas por poco más de 1 dólar.


Aunque otros pueblos han intentado lo mismo, el Ollolai parece ser el que más lejos ha llevado la idea. Como todo en la vida la oferta viene con un truco, las 200 casas construidas en piedra están en malas condiciones y los compradores deben comprometerse con una renovación dentro de los tres años, que se estima tenga un costo de alrededor de 25.000 dólares.

Las autoridades del pueblo quieren rejuvenecer la población de un pueblo que está en peligro de convertirse en un lugar fantasma.

 En el último medio siglo, la población de Ollolai se ha reducido de 2.250 a 1.300, con solo unos pocos bebés nacidos cada año.

Las autoridades esperan que la remodelación de las casas mueva el mercado laboral.