Martí Noticias publicó un video en el que muestra la protesta que se llevó a cabo en Morón, Ciego de Ávila, el pasado 26 de septiembre.


Cerca de un centenar de damnificados por el paso del huracán Irma protestaron ante un funcionario del Poder Popular en Morón, debido a que se negaron a ser trasladados del albergue a donde fueron llevados tras perder sus viviendas.

El presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, Yoenkis Tapia Valido, llegó al albergue temporal para comunicar a los evacuados que serían transportados a una antigua escuela conocida como Ceballos 9, fue entonces cuando las personas allí presentes comenzaron a manifestarse.

“No nos vamos (…) Que traigan las brigadas especiales y que lo traigan todo, pero no nos vamos”, se enfrentaron las personas, entre ellos algunas mujeres con niños en los brazos.

Nilo Alejandro, periodista independiente, residente en Morón también dijo, “la protesta surtió efecto porque lo que ellos exigían se cumplió”, y detalló que habían sido reubicados en las sedes de varias entidades estatales, una de ellas la Dirección Municipal de Cultura de Morón, el Palacio de Pioneros, la oficina de Recursos Hidráulicos y el central azucarero “Patria”.


Como este tipo de protestas ha habido varias a lo largo de Cuba en los días posteriores al paso del huracán, incluso en La Habana. Durante las manifestaciones la gente reclama a los funcionarios soluciones a la carencia de alimentos, otros artículos, así como ocurrió en la barriada capitalina de Diez de Octubre a causa de la falta de electricidad y de agua.

El paso del meteoro por la Isla, se registró a comienzos del mes de septiembre por la costa norte de la mayor de las Antillas, ocasionando derrumbes de viviendas, llevándose el techo de las mismas, así como otros destrozos y desmantelamientos en el sistema eléctrico y servicios de abasto de agua. Cientos de hospitales y centros estudiantiles han reportado daños.

El comunicador independiente informó que unos 20 damnificados reubicados en la sede de la Dirección Municipal de Cultura de Morón, salieron a protestar nuevamente en la noche de ese mismo día.

“Al ver que fueron nuevamente abandonados, tomaron las cazuelas y a las 10 de la noche (del martes) se fueron para la calle, pararon el tránsito y comenzaron a tocar y a pedir auxilio y justicia por la situación que ellos presentan en ese lugar que se llenó de agua”, señaló Nilo, quien contó las pésimas condiciones del nuevo lugar al que habían llevado a una parte de estas personas.

Elías Cruz Cruz, uno de los damnificados, dijo: “Tengo 105 años y jamás en la vida he visto una atrocidad como la que nos hicieron a nosotros aquí (…) los niños sin comer, nos quitan la luz, estamos abandonados, anoche esto aquí fue un diluvio y nadie nos da auxilio de nada, ni el gobierno (…) ningún dirigente nos da el frente y las donaciones que mandan, las venden (…) ellos se interesan nada más por el turismo y por coger los millones de pesos”.

Lizandra González, otra de las evacuadas expresó que las condiciones eran pésimas en aquel lugar. Y añadió que “los niños se están mojando, sin comer, no quieren darnos nada, todo es una mentira, todo es un cuento. Anoche tuvimos que pasar la noche prácticamente sin dormir porque el agua no nos dejaba”.

“El presidente (del Poder Popular) no sirve, no sirve, no da respuesta a nada y nos quieren mandar a las casas con unos cartones prietos, con tantas donaciones que han dado los países”, concluyó.

Una paciente de VIH, madre de tres niños, Zuraizy Cantero Jiménez comentó a Radio Martí que en el lugar permanecían 10 menores de edad y 15 ancianos.

“Hay enfermos, niños asmáticos (que) no van a la escuela, esto está aquí pésimo”, añadió Zuraizy, que desde que pasó el huracán no había vuelto a tomar sus medicinas.

(Con información de Cubanet)