David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, anunció que esa institución donará a Cuba 1, 5 millones de dólares en alimentos y otros 5, 7 en asistencia alimentaria para contribuir a aliviar la situación de los afectados por el huracán Irma, informa El Nuevo Herald.


“En momentos como este todos ponemos de lado nuestras diferencias políticas y trabajamos juntos por el bien común”, dijo el directivo mientras se encontraba por un recorrido por Jaimanitas, un barrio costero de la capital habanera.

La ayuda comenzará con la distribución gratuita de alimentos básicos en la dieta cubana como el arroz y los frijoles y tendrá como prioridad las zonas más devastadas y los alumnos de escuelas primarias y niños menos de cinco años.

Beasley, de origen norteamericano, se encuentra de visita oficial en la isla para evaluar la situación que dejó el embate del poderoso huracán.

“Estoy aquí en nombre de las Naciones Unidas para observar, trabajar y ver con las autoridades cubanas cómo podemos cooperar, afirmó el director ejecutivo del PMA, que también sostuvo una reunión con Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente cubano.