La profesora cubanoamericana Alicia Blonde de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas marchó en Washington con sus estudiantes del movimiento Never Again, para exigir un mayor control de armas en EEUU.


“Estaba en Washington para la marcha, y eso fue increíble ver la multitud de personas que estuvieron ahí, también me encantó que hablaran chicos de otros estados y escuelas, donde esto ocurre”, comentó la profesora a Martí Noticias.

Según la profesora de origen cubano, se siente conmocionada aún, pero a la vez siente esto ha demostrado la fuerza y la valentía de los estudiantes de Parkland, cosa que ella ya sabía, resaltó.

También relató a Martí Noticias, que casi pierde la vida, el día que Nikolas Cruz de 19 años, y ex alumno de ella, ingresó a la escuela con un rifle de asalto AR-15, y masacró a 17 personas.

Blonde explicó que si ella hubiese ido a esa hora al salón donde se encontraba una de las chicas que mataron, le habría tocado morir, y dice que con eso viene un sentimiento de culpa, de preguntarse “¿por qué yo sobreviví?”


En una entrevista con Fox News insider, Blonde dijo “sé que las personas no quieren que eliminen la Segunda Enmienda, que nos da el derecho a portar armas, pero nuestros Padres Fundadores no tenían esto en mente”.

“Nuestros Padres Fundadores no creían que alguien pudiera ingresar a una escuela y… matar a 17 personas en cuestión de segundos y herir a otras 14”, añadió.

La profesora cree que como sociedad debemos hacer algo para proteger a nuestros hijos.

Blonde impartió clases de español a Nikolas Cruz, hace algunos años atrás.