Una mujer del sur de la Florida contrató a un abogado después de que ella afirma que la maestra de jardín de infantes de su hijo de 5 años lo acosaba y lo llamó un perdedor.

Kandy Escotto dijo que sus inquietudes fueron ignoradas por los administradores de Banyan Elementary School en Westchester, pero un portavoz del Distrito Escolar del Condado de Miami-Dade dijo que el director había hablado previamente con la madre y había sacado a su hijo del aula del maestro.

«Se estaba portando súper raro», dijo Escotto. «No quería ir a la escuela. Lloraría cuando supiera que tenía que ir a la escuela».

Escotto dijo que le preocupaba que su hijo Aaron fuera intimidado en su clase.


«Dijo que no quería ir a la escuela, que no estaban siendo amables con él», dijo Escotto.

Escotto dijo que Aaron le dijo una vez que él era un «chico malo» mientras ella lo ayudaba con la tarea.

«Dije, ‘Aaron, ¿por qué dices eso?’ Él dijo: ‘Eso es lo que mi maestro me dice cuando hago mi trabajo’ «, dijo Escotto.

La madre preocupada colocó un dispositivo de grabación en la mochila de Aaron.

Ella dice que atrapó a la maestra de Aarón, Rosalba G. Suárez, llamándolo perdedor y menospreciándolo frente a toda la clase.

Después de que el niño hace una pregunta, una mujer, que según Escotto es la maestra del niño, responde: «Aaron, tú eres un perdedor».

«Cuando tienes una grabación, y está claro que esta maestra está reprendiendo y abusando y llamando perdedor a un niño de kínder de 5 años, (no hay) mucha investigación que hacer», dijo el abogado Raphael López.

En otro caso, la mujer llamó al niño porque no sabía cómo hacer burbujas en las respuestas.

«Levanta la mano si sabes cómo hacer burbujas» la mujer preguntó. «Aaron no sabe. Es simple».

En un último clip, la mujer le dijo al niño que sentía lástima por su madre.

«Todavía no sabes cómo escribir», dijo. «No sé qué decirle a tu madre. Me está volviendo loca. ¿Por qué me está volviendo loca?»

«Lo siento por tu madre. Realmente lo creo. Está un poco perdida», agregó la mujer.

«Fue impactante para mí porque sabía que algo estaba pasando, pero no sabía que era tan malo», dijo Escotto. «Lloré y lloré. Luego entendí su comportamiento».

Escotto dijo que ella fue la directora.

«Fui al menos cinco veces a la oficina. Hablé al menos dos veces con el subdirector. Hablé con el director y no hicieron nada al respecto», dijo Escotto. «Me recomendaron que lo sacara de la clase, lo cual no fue la solución».

La portavoz de M-DCPS, Jackie Calzadilla, confirmó que el director se había reunido previamente con los padres del estudiante, pero dijo que las autoridades escolares no estaban al tanto de la grabación.

Escotto dijo que también habló con el maestro de su hijo.

«Ella era muy arrogante. Dijo que no le gustaba el comportamiento de Aaron. No entiendo por qué».

Los abogados de Escotto dijeron que la madre preocupada quiere que la maestra retire la escuela para que ningún niño tenga que ser atacado verbalmente de nuevo por ella.

Si bien es ilegal en Florida registrar a alguien sin su consentimiento, uno de los abogados de Escotto dijo que el maestro no tiene derecho a la privacidad en este caso.

«En un salón de clases de una escuela pública, con otros niños y personas que entran y salen, no hay expectativa de privacidad», dijo el abogado. «No es ilegal en esta situación».

Escotto dijo que sacaron a su hijo de la clase.

«Después de que lo cambié de la clase, lo hizo realmente bien», dijo. «Fue al cuadro de honor. Sus calificaciones cambiaron y ahora está feliz».

La abogada Sonia Roca calificó los incidentes como una «infligida intencional de angustia emocional» y una «violación del deber fiduciario».

Calzadilla dijo que el distrito escolar está investigando la situación.

«Las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade hacen todo lo posible para promover una cultura de dignidad y respeto, no solo entre nuestros estudiantes sino también entre nuestros empleados», se lee en un comunicado de M-DCPS. «Trabajamos diligentemente para garantizar el bienestar de todos los niños que se nos confían. Cualquier acción que vaya en contra de los valores que inculcamos en nuestra comunidad escolar no será tolerada. El distrito llevará a cabo una revisión exhaustiva de este asunto y, si las alegaciones están fundamentadas, tomaremos todas las medidas disciplinarias apropiadas «.

En este momento, Suárez no ha sido amonestado ni expulsado del aula.

Las autoridades escolares dijeron que trabajó para el distrito desde 1985 y que no ha tenido problemas. De hecho, dijeron que ella fue maestra del año en Banyan Elementary el año pasado.