leche-en-polvo


En la tienda habanera de Carlos III han habido muchos casos especialmente con la leche en polvo, pues la bolsa no pesa lo que dice el envase, se queda por debajo, y esto ya llegó a los medios oficiales de la isla.

Al parecer la culpa la tienen las máquinas adquiridas por Cuba en el año 2003 son las encargadas de pesar y envasar 600 toneladas de leche en polvo al mes en Cuba. La sobreexplotación de las máquinas, que producen otros alimentos lácteos además de la leche en polvo, es otra de las causas que los trabajadores achacan a los “errores” finales del pesaje.

Según opiniones, los directivos dicen que es manual y los operarios responden que es automático, algo en que no se ponen de acuerdo y en ese caso tienden a achacar el error a los 13 años de ininterrumpida explotación de las máquinas.

Un muestreo reciente realizado por el grupo empresarial de la Industria Alimentario arrojó que más del 10 % de las bolsas de leche auditadas estaban por debajo de su peso.

Un vídeo de la televisión de la isla indaga más en el tema y al parecer se pondrán nuevas máquinas para 2017, ven más a continuación.