El próximo 3 de septiembre comienza el nuevo curso escolar 2018-2019 en la Isla, y a menos de dos semanas para que inicie, la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella ha reconocido un déficit de 10.000 maestros en las escuelas.

“Tenemos que garantizar el maestro en cada aula”, comentó la funcionaria, que realiza un recorrido por toda Cuba, dentro del proceso de preparación para el nuevo curso.

Los territorios más afectados por la carencia de maestros son La Habana, Matanzas y Artemisa, a juicio de Cobiella.

Para la titular de Educación es necesario “tocar todas las puertas”, que según Diario de Cuba significa sumar a los claustros a maestros que ya se jubilaron, pero deseen regresar a un aula, e involucrar a estudiantes y recién graduados.


Elsa Velázquez, había visitado hasta ayer lunes, 12 provincias. En cuanto a la cobertura de docentes, dijo solo Pinar del Río, Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma y Las Tunas presentan una situación favorable.

Añadió que es importante “evitar el éxodo” de maestros.

El curso escolar 2017-2018 empezó con un déficit de 16.000 docentes, según admitió la misma funcionaria.

En las últimas décadas, miles de maestros y profesores han tenido que abandonar las cátedras, para optar por otros puestos de trabajo donde tengan “búsqueda” como le llama el cubano, debido a los bajos salarios y malas condiciones de trabajo con que cuentan los profesores en la Isla.

Otros tantos han sido enviados al extranjero, como parte de las misiones internacionalistas que organiza el régimen, lo que le reporta buenos ingresos por la venta de servicios profesionales.

(Con información de Diario de Cuba)