El presidente de Estados Unidos Donald Trump hizo una petición televisada para obtener el dinero para el muro fronterizo el martes por la noche, buscando convencer a la opinión pública declarando que hay «una crisis humanitaria, una crisis del corazón y una crisis del alma».


Al dirigirse a la nación desde la Oficina Oval por primera vez, Trump abogó por fondos por razones humanitarias y de seguridad mientras intentaba presionar a los demócratas.

Trump pidió a los demócratas que regresen a la Casa Blanca para reunirse con él, diciendo que era «inmoral» que «los políticos no hagan nada».

Los demócratas se han comprometido a bloquear el financiamiento de un muro, que dicen que sería inmoral e ineficaz, y han pedido a Trump que reabra las partes cerradas del gobierno mientras continúan las negociaciones fronterizas.

El gobierno de Estados Unidos permanece cerrado.