El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuvo una acalorada conversación con el Primer Ministro de Australia a causa de los refugiados sirios.

El Primer Ministro de Australia recordó a Trump el compromiso alcanzado con Obama de recibir 1250 refugiados de los miles que se encuentran en centros de detención de ese país.

Las fuentes consultadas por CNN dicen que Trump insistió que fue un muy mal negocio para los Estados Unidos por tomar 2.000 refugiados y que uno de ellos iba a ser el próximo bombardero de Boston.

Trump terminó abruptamente la llamada porque no estaba contento con el curso de la conversación dijo una fuente a la CNN.

«¿Usted lo cree? La Administración Obama acordaron tomar miles de inmigrantes ilegales procedentes de Australia. ¿Por qué? ¡Voy a estudiar este acuerdo tonto!» dijo Trump en Twitter.

El presidente Trump y el Primer Ministro de Australia quisieron dejar la conversación en privado y ni desmintieron y confirmaron la información de CNN.