Una asistente de vuelo y su esposo presentaron una demanda contra la aerolínea Southwest por tener una cámara de seguridad grabando en uno de los baños de un avión.


Sucedió en un vuelo de Pittsburgh a Phoenix en el 2017 cuando la asistente Renee Steinaker vio en la cabina de los pilotos un Ipad que reproducía una grabación de adentro de uno de los baños de la aeronave.

Steinaker preguntó de qué se trataba y el asistente de piloto le dijo que era una nueva medida de seguridad que estaba a prueba.

Sin quedar satisfecha la aeromoza tomó una foto y se lo dijo al resto del equipo quienes desde entonces lo denunciaron a la aerolínea que niega lo acontecido.

La aerolínea emitió un comunicado escrito a CNN negando que los pilotos «invadieran intencionalmente la privacidad de la demandante Renee Steinaker en el vuelo 1088 de Southwest Airlines al instalar, ver, mirar, grabar y / o reproducir grabaciones de la demandante mientras usaba el inodoro del lavabo delantero».


La demanda fue presentada en el condado de Maricopa, Arizona, pero fue trasladada al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Arizona. Los Steinakers están demandando a la aerolínea y a los pilotos por invasión de la privacidad, causando angustia emocional, acoso sexual y represalias por parte de Renee Steinaker. Buscan por lo menos $ 50,000 en daños.

La demanda dice que Southwest intentó silenciar a los asistentes que denunciaron lo acontecido y que tomó represalias contra su esposo David quien también es asistente de vuelo. La represalia, de acuerdo a la demanda, fue en forma de auditorias excesivas en comparación con las que le han hecho durante sus más de 20 años de carrera.

También Eileen y los demás asistentes de vuelo fueron sometidos a controles de drogas con mucha más frecuencia de lo habitual.

«La cabina de un avión comercial no es un patio de recreo para espías», dijo Goldman el abogado de los Steinakers a CNN. «Cada día que a estos dos pilotos se les permite volar para la aerolínea es otro día que nuestro cliente teme que tenga que trabajar con los pilotos que, según ella, le han causado un daño significativo».