La iglesia católica en la provincia de Santiago de Cuba pidió en la misa que no haya violencia en las congas de la provincia.

La tradicional conga santiaguera es cada vez más escenario de peleas, heridos y muertos entre los que arrollan en ella en el carnaval de Santiago.