Washington y La Habana están estudiando una posible colaboración en materia de medicina nuclear, según Sputnik News.


La publicación rusa sostiene que una representación de más de veinte especialistas de la Sociedad de Medicina Nuclear e Imagen Molecular de Estados Unidos tuvo un intercambio profesional en el Centro de Isótopos (Centis) de Cuba.

El presidente de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías Avanzadas de Cuba, Daniel López, y el director general del Centis, Jorge Cruz recibieron a la comisión de especialistas.

La experta en comunicación del Centis, Adela Peña dijo que “los miembros de esa prestigiosa sociedad científica visitaron el país con el objetivo de sostener un intercambio profesional con especialistas de diferentes instituciones vinculadas con la medicina nuclear y en específico su aplicación en la oncología, neurología y cardiología, entre otras”.

Según la funcionaria los integrantes de la comisión estadounidense “se interesaron por diversos asuntos del trabajo del centro, entre ellos el suministro de materias primas radiactivas, la colaboración internacional y la preparación del personal”.

De igual modo, los especialistas norteamericanos visitaron la sala de control radiológico y el laboratorio de investigaciones no clínicas, entre otras áreas de producción.


Esto sucede al parecer en medio de las tensiones entre Washington y La Habana, debido a la crisis diplomática suscitada por los ataques acústicos perpetrados en la Isla a una veintena de diplomáticos norteamericanos, por lo que la administración estadounidense se ha visto en la necesidad de retirar a más del 60% de diplomáticos de su embajada en la capital cubana, ya que el gobierno de Castro no garantiza la seguridad de los funcionarios extranjeros.

Asimismo el gobierno estadounidense expulsó a 15 diplomáticos cubanos de Washington en aras de buscar la paridad en el funcionamiento de los servicios consulares entre ambas embajadas.

En junio del año en curso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump firmó una orden ejecutiva que limita el intercambio con Cuba en materia de negocios y transacciones con la cúpula militar del régimen.

Si se llega a concretar esta colaboración en el ámbito de la medicina nuclear o no, estar por verse, aunque en realidad el intercambio en el área de la salud beneficiaria a los dos países, independientemente de las tensiones políticas.

(Con información de Diario de Cuba)