El detective de la policía de Miami-Dade, Alberto Zabaleta dijo: “ninguno ha sido eliminado hasta el momento, de nuevo, solo los seis que hemos podido confirmar son los únicos a los que hemos podido contactar. Sin embargo, dicen ‘al menos’, porque existe la posibilidad, la triste posibilidad, de que debajo del concreto puedan haber vehículos adicionales”.


Las autoridades advierten que el proceso de recuperación será lento. Como resultado, Southwest Eighth Street, una de las calles más concurridas del condado, se ha cerrado por tiempo indefinido entre la Avenida 107 y la Avenida 118.

Los esfuerzos de búsqueda y rescate se realizaron hasta altas horas de la noche del jueves cuando los equipos de trabajo ofrecían esperanza, observando y escuchando las señales de vida.

Otras diez víctimas fueron trasladadas a los hospitales del área. Ninguna de las víctimas ha sido identificada en este punto.

El puente peatonal que todavía no estaba abierto al público colapsó por el tránsito después de una “prueba de resistencia”.


La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte tiene un equipo en la escena que investiga el incidente.

El presidente de NTSP, Robert Sumwalt comentó a la prensa: “Imagino que nuestros investigadores estarán en la escena de cinco a siete días”.

“Esta será una investigación muy detallada”, agregó.

(Con información de 7News WSVN)