canciller-reino-unidoEl canciller de Gran Bretaña, Philip Hammond, llegó a la isla para estrechar su relación con Cuba a través de más inversiones, comercio y turismo. Esta es la primera visita de un jefe de la diplomacia británica a la isla comunista desde 1959.


“Estoy encantado de estar hoy aquí en La Habana como el primer canciller del Reino Unido en visitar Cuba después (del triunfo) de la revolución”, afirmó Hammond a la prensa.

El responsable de la diplomacia británica se entrevistó con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, y suscribió varios acuerdos de cooperación con altos funcionarios del gobierno comunista en sectores como energía, educación, cultura y en servicios financieros.

Al mismo tiempo, Hammond expresó el interés de Gran Bretaña en “mejorar la cooperación bilateral sobre la base de incrementar el comercio, las inversiones y la llegada de más turistas a Cuba”.

Los británicos, después de los canadienses, fueron los turistas extranjeros que más visitaron Cuba en 2015, con 160 000 visitantes.

“El Reino Unido es un firme partidario del desarrollo de las relaciones entre la Unión Europea y Cuba”, comentó Hammond. Añadiendo que, quiere “fortalecer el diálogo bilateral para plantear cuestiones que nos preocupan a ambas partes con el espíritu de mantener discusiones libres y abiertas”.


Las exportaciones directas en 2015 de Reino Unido a Cuba alcanzaron los 32,4 millones de euros, un aumento del 32% con respecto a 2014.