Un grupo de policías en Cuba quedó captado en cámara mientras se encontraban borrachos y bailando de manera obscena dentro de una oficina estatal en la isla.


Los policías que se encontraban uniformados tenían una botella de ron encima de la mesa y las mujeres se sentaban encima de los oficiales hombres meneándose.

Las imágenes han sentado mal entre los cubanos sobre todo en el exterior porque esos mismos policías son los que después salen a reprimir al pueblo.

En el último año muchos han sido los llamados para que los policías en Cuba abandonen la dictadura y se pongan del lado del pueblo cubano.