La Habana amaneció hoy con un fuerte despliegue policial por temor a que se desarrolle la anunciada huelga de «boteros» molestos por las medidas del gobierno y los precios máximos.

El diario Havana Times reporto que desde la mañana que policías uniformados y vestidos de civil llenaron las plazas donde se reunen los taxistas privados en la isla para buscar clientes.

La presencia policial de las autoridades esta encaminada a amedrentar y desalentar a los «boteros» de hacer la huelga.