La policía en Cuba realizo un operativo policial contra vendedores ambulantes con discapacidades lo que termino con 25 vendedores ambulantes arrestados.

Los vendedores de gafas de sol, en su mayoría impedidos físicos en sillas de ruedas perdieron su mercancía lo que provoco malestar entre los vecinos del lugar. La población gritaba “abusadores” a los participantes en el operativo. También los residentes en la zona prestaron sus casas para que los vendedores que lograron huir guardaran la mercancía.