Logan Mott, de 15 años, el principal sospechoso de asesinar a su abuela, Kristina French, de 53 años, fue capturado en la frontera de Estados UNidos cuando pretendía ingresar a Canadá, según reporta El Nuevo Herald.

El cadáver de la abuela, quien se encontraba cuidando a su nieto mientras que Erica Mott, el padre del sospechoso, vacacionaba junto a su novia, fue hallado en una tumba improvisada en un patio de Neptune Beach, cerca de Jacksonville.

Según Florida Times Union, Eric Mott, oficial de correcciones de la Oficina del Sheriff de Jacksonville, comenzó a preocuparse cuando ninguno de los dos fue a recogerlo al aeropuerto. Cuando llegó a su casa, se percató de que no había nadie y además habían desaparecido las armas de su depósito de seguridad, entre otros artículos.