La policía de la ciudad de Fort Lauderdale ha lanzado un programa para ayudar a garantizar la seguridad de los clientes en clubes y bares, informó 7News.


Se trata del programa Bar Watch, el cual reparte portavasos con una tira de prueba en donde se vierten unas gotas del trago y se revela si el mismo ha sido alterado con alguna droga o químico.

Usando un absorbente, los clientes pueden frotar unas gotas de una bebida en un área designada. Si el lugar se vuelve oscuro, existe la posibilidad de que la bebida haya sido alterada.

Bar Watch tiene como objetivo evitar una situación en la que los clientes consuman sus bebidas, haciéndolos vulnerables a la agresión sexual.

El programa es el primero en su tipo en la nación, y trae muy emocionados tanto a las fuerzas de la policía como a los dueños de bares que quieren un ambiente seguro para su clientes.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Todo esto se trata, y queremos trabajar con la ciudad, queremos trabajar con la comunidad para brindar una mejor experiencia”, dijo el propietario de America’s Backyard, Jeff John, quien ya está usando los portavasos.

“Hay mucho que pueden buscar: cambios repentinos en el comportamiento”, dijo a 7News el jefe de policía de Fort Lauderdale, Rick Maglione. “Si alguien pasa de ser tan lúcido como tú y yo, ahora mismo, apenas podemos pararnos”.

Por su parte, Chuck Bergwin, el propietario de Tacocraft en el bulevar Las Olas, dijo que también están a bordo con Bar Watch.

“Pensé que era genial desde el principio”, dijo.

Otros bares locales se han unido a la iniciativa de la policía.