Foto de Pinellas County Sheriff ‘s Office

La Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas está de luto por la muerte de uno de sus agentes. El oficial Michael Magli, de 30 años de edad, participaba en una persecución policial cuando fue golpeado por el vehículo del hombre que intentaban capturar.


Magli intentaba desplegar pinchos de neumáticos en la vía cuando el individuo lo golpeó dejándolo sin vida, dijo el sheriff Bob Gualtieri durante una conferencia de prensa.

Gualtieri dijo a los periodistas que Robert Allen Holzaepfel, de 33 años, conducía bajo los efectos del alcohol y con una licencia suspendida cuando golpeó a Magli.

Holzaepfel fue arrestado el miércoles por la noche y está acusado de homicidio grave en primer grado, homicidio involuntario por DUI, conducir sin una licencia válida con resultado de muerte y huida agravada y eludir a la policía, dijo el alguacil.

Estaba en libertad condicional y tiene 16 condenas previas por delitos graves, agregó Gualtieri.


La persecución comenzó el miércoles por la tarde, poco después de que un equipo de East Lake Fire Rescue respondiera a una llamada sobre alguien que se había desmayado al volante en un semáforo en rojo, dijo Gualtieri.

La tripulación rompió una ventana, lo que despertó a Holzaepfel, quien luego se alejó a toda velocidad en lo que el sheriff describió como «extremadamente imprudente y muy peligroso».

“Necesitaba ser detenido o iba a lastimar a alguien más”, dijo el alguacil. «La forma más segura de hacerlo era desinflar los neumáticos y no poner en peligro a nadie más».

Poco tiempo después, la camioneta de Holzaepfel chocó contra Magli, que estaba fuera de su patrulla. El camión giró hacia la mediana y atrapó al agente debajo de él, dijo el alguacil.

Magli ha estado en la oficina del alguacil desde 2013. Trabajó a tiempo parcial como especialista en justicia penal en el juzgado y trabajó a tiempo completo en servicio de patrulla después de graduarse de la academia de policía en 2014, dijeron las autoridades.