El gobierno cubano ha anunciado la necesidad de reducir el consumo energético a partir de este 18 de abril «como consecuencia del adverso escenario económico-financiero», informó el periódico Invasor de Ciego de Ávila.


La reducción, que según el diario afectará en la provincia de Ciego de Ávila el 10% del servicio actual, intentará preservar al máximo la energía en las zonas residenciales y los servicios básicos.

Daniel Pérez García, director Comercial de la Empresa Eléctrica de Ciego de Ávila, aseguró que «no hay hasta la fecha apagones programados», pero reconoce que la situación está «en un punto crítico».

«Si en determinado horario del día se agotara el combustible establecido para la jornada, habría que comenzar a quitar la corriente en algún circuito», aclaró.

Aunque según el gobierno no se esperan apagones, han pedido prudencia en el consumo en las residencias.


“También resulta importante la contribución que podría hacerse desde cada vivienda. Que cada quien se revise, si la factura media mensual de cada núcleo en la provincia es de 170 kiloWatts-hora, ¿Cuánto representaría en el fin del ahorro reducirlo, aunque sea en tres o cuatro kilo?.”

La crisis en Cuba empeora por días, a la falta de medicamentos y alimentos, ahora se suma la inminente crisis energética que amenaza con largas noches de apagones como a las que vivimos durante la década de los 90’s.