sociedad-cubana


En Cuba se han generado inquietudes luego de que anunciaran que en octubre próximo empleados de empresas estatales que ganen más del equivalente a 100 dólares mensuales deberán pagar por primera vez impuestos sobre ingresos personales, informó un reporte publicado por Inter Press Service (IPS Cuba).

Aunque el tema ha sido abordado en medios de comunicación, buena parte de los cubanos aseguran no saber con exactitud los pormenores de la medida, que implica también una contribución especial a la seguridad social en dependencia del monto percibido por el trabajador o la trabajadora.

Los trabajadores se quejan de que ni siquiera entienden cómo funciona el pago de los impuestos, solo entienden que «les quitarán dinero del salario».

La viceministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, explicó que las nuevas regulaciones establecen que el personal de empresas estatales que realizan pagos adicionales al salario básico por los resultados obtenidos y por la distribución de utilidades deberá pagar tributos.


De acuerdo con datos ofrecidos por las autoridades, este nuevo tributo abarcaría 94% de las empresas estatales del país, que se encargarán de descontar las cifras correspondientes a cada trabajador, sin que estos tengan que ocuparse de los trámites.

Aunque las autoridades de Finanzas y Precios señalaron que estos impuestos, establecidos por la nueva Ley del Sistema Tributario, están dirigidos a «respaldar el desarrollo económico del país y los gastos públicos», algunos cuestionamientos de la población están relacionados con el destino del dinero.

En foros de sitios web donde se anunció la medida, internautas manifestaron interés por «saber si el próximo presupuesto y rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional del Poder Popular será más detallado en la explicación del destino de los impuestos».