Pierde el bebé la embarazada cubana que fue golpeada por la policía del régimen en una cola en La Habana/Imagen tomada de redes

El régimen en Cuba ha salido a desmentir las denuncias de que la embarazada cubana que fue golpeada por la policía en una cola en La Habana perdió el bebé.

«La Gestante Ayamey Gonzalez Valdes se encuentra en el Hospital Enrique Cabrera ella y su futuro bebe están bien,los especialistas refieren que el monitor refleja la buena vitalidad del feto,me encuentro bien,yo y mi bebé estamos bien,respondió en el pase de visita a los galenos.» dijo en un Tweet la Dirección Municipal De Salud Arroyo Naranjo.


La activista Masiel Rubio, quien reside en Madrid, informó en redes sociales que varias fuentes habían confirmado la pérdida del bebé ayer en la noche.

Por su parte, el también activista Adrián González García, publicó en redes que Managua estaba de luto, por los lamentables sucesos que acabaron con la vida de una criatura en el vientre de su madre.

«Triste y lamentable noticia, se informa que la embarazada que la policía agredió salvajemente perdió a su bebé en el hospital. Van a pagar por esto asesinos genocidas, rebelión armada en curso. Dios, patria y vida, libertad», escribió García en Facebook.

😢😥😥😥 Triste y lamentable noticia,se informa que la embarazada 🤰 que la policía agredió salvajemente perdió a su bebé en…


Posted by Adrian González García on Saturday, July 16, 2022

En los diferentes vídeos que circulan en redes se ve cómo la policía agrede violentamente a jóvenes que estaban haciendo una cola para comprar alimentos en esa localidad de La Habana, entre ellos estaba la gestante.

De igual manera, se escucha decir a los presentes que los agentes de la dictadura habrían estado ebrios cuando agredieron a la población.

No obstante, los abusos policiales contra la población indefensa y la total impunidad ocurren con demasiada frecuencia en Cuba.

Hace muy pocos días la policía asesinó a plena luz del día al menor de edad Zidan Batista de 17 años, en medio de una reyerta en una cola en Santa Clara.