Imagen de archivo

Pese a la baja tasa de desempleo en Florida, residentes del Estado del Sol siguen sin ver los beneficios del auge de la economía, y continúan quejándose de que son mal pagados en sus puestos de trabajo, reporta MiamiDiario, citando a Diario Las Américas.


La posibilidad del aumento del salario promedio en Florida, levanta «más antipatías que simpatías» en la actualidad, de acuerdo al medio de prensa.

Nancy Delgado, quien es licenciada en ciencias químicas lamenta que hace un año busca un trabajo de acuerdo a su calificación.

«Las estadísticas indican que hay más empleos pero la otra realidad es que muchos de ellos no son seguros y están sujetos a temporadas», explica la licenciada.

Durante la gestión de Rick Scott como gobernador, dijo el servidor público en diciembre pasado, se crearon más de 1.5 millones de nuevos puestos en el sector privado, sin embargo el sueldo mínimo en Florida es 8.46 la hora, y en EEUU es de 7.25 por hora, antes de pagar impuestos y contribución a la jubilación.


Luego entonces de que el empleador sustraiga el 21% de lo que gana el trabajador, el empleado se lleva a su casa unos 1.070 dólares al mes.

«¿Cómo se puede vivir con 8 dólares la hora?», preguntó el abogado John Morgan, cabeza de la campaña estatal Florida for a Fair Wage

La campaña busca aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora en 2026, hasta ahora la iniciativa cuenta con unas 120.000 firmas, en realidad muchas más de las que necesita para conseguir que la Corte Suprema del estado revise la propuesta.

Del escrito ser aprobado por el máximo tribunal de la Florida, la propuesta llegaría a las elecciones generales de 2020, si se consiguen entonces las 766.200 firmas.

Morgan dijo en conferencia de prensa en Orlando, que aumentar el salario mínimo «daría a la gente fuerza para trabajar con dignidad».

No obstante empresarios han señalado que el aumento de tal magnitud perjudicaría la economía estatal, y dispararía la inflación, por lo que se oponen a la propuesta.