Aunque una veintena de Damas de Blanco fueron detenidas en todo el país, decenas de ellas llegaron a misa en distintas iglesias de La Habana, Matanzas, Villa Clara y Santiago de Cuba este domingo, considerado un acto sin precedentes ante el recrudecimiento represivo en la Isla durante los dos últimos meses.

Pese a las detenciones, las mujeres del valiente movimiento opositor llegaron a los templos en la capital (14), en Matanzas (31), Villa Clara (2) y en Santiago de Cuba, al menos una Dama de Blanco, comentó la líder del grupo Berta Soler.

En La Habana la Seguridad del Estado detuvo a 8 mujeres, y a 15 féminas en Matanzas, apuntó la opositora.

“El régimen cubano se mantiene con tremenda ferocidad y violencia policial a la hora de la detención de las Damas de Blanco, principalmente aquí en La Habana”, acotó.


En la capital cubana, las mujeres pudieron asistir a misa, aunque no en el templo de Santa Rita en Playa, que era la iglesia que frecuentaban tradicionalmente, desde que se fundó el movimiento en 2003, y hasta el 20 de marzo de 2016, cuando el ex mandatario Barack Obama estuvo de visita en La Habana.

No obstante, según Soler, desde el miércoles hasta el domingo grupos de choque y efectivos policiales, además de agentes de distintos departamentos del Ministerio del Interior y oficiales de la Seguridad del Estado vestidos de civil tenían un operativo montado en las afueras de la sede de las Damas de Blanco, en Lawton.

En las demás provincias, los autos patrulleros y ómnibus escolares de transporte a manos de la policía estaban disponibles para trasladar a las mujeres hacia las cárceles.

(Con información de Martí Noticias)