“Estamos listos para el comercio y las oportunidades de viaje con la Isla”, así promueve el Puerto de Tampa Bay su postura hacia Cuba.


«Haremos todo lo que podamos. Sin embargo, hasta ahora no hemos tenido promoción y esto ha hecho que no seamos favoritos entre quienes promueven las relaciones con Cuba”, dijo Paul Anderson, CEO de la bahía del Puerto de Tampa Bay.

Carnival Cruise Line comenzará sus travesías a Cuba desde Tampa a partir del 29 de junio, convirtiéndose así en la segunda línea de cruceros que ofrece viajes a la Isla, después de que Royal Caribbean iniciara el pasado 30 de abril.

Los trabajadores del puerto señalaron además que se han especializado en la línea de barcos de tamaño medio y «eso encaja con lo que Cuba quiere», dijo Anderson. «La infraestructura en Cuba no va a ser capaz de soportar las líneas Supercrucero», agregó.

Una delegación de funcionarios marítimos cubanos visitó el Puerto para negociar acerca de la posible firma de un memorando de entendimiento (MOU) para encontrar maneras de trabajar juntos.


Sin embargo, Ed Miyagishima, presidente de comunicaciones del puerto, dijo en entrevista para el diario Tampa Bay, que “los funcionarios marítimos cubanos estuvieron aquí por su propia voluntad para asistir a una conferencia pública; no se trataba de una invitación especial ni se organizaron reuniones privadas”.

El Puerto de Mariel ha identificado el Puerto de Tampa Bay como un lugar clave por su proximidad a Orlando, donde se encuentra un importante centro de distribución en los Estados Unidos.

Muchas de las acciones que tenían previstas han quedado en espera por el embargo económico que aún sigue vigente.