Perdidos los dólares y euros en Cuba, no se encuentran ni en los bancos ni en las CADECAS (Imagen tomada de Periódico Escambray)

Escasez de dólares y euros en Cuba, la divisa extranjera no se encuentra ni en los bancos ni en las Casas de Cambio (CADECAS) del país comunista, analistas creen la situación es el resultado de la demanda a medida que el régimen avanza en el proceso de unificación de la moneda, informa Martí Noticias.


Roly un cubano que viaja al extranjero como «mula» para comprar artículos y revender luego en la Isla dice que busca adquirir moneda fuerte para su negocio, pero en las últimas semanas no ha podido conseguirla ni en los bancos ni en las Cadecas.

Otros isleños buscan protegerse de cualquier tipo de depreciación posible, a través del ahorro de divisas, pero se tropiezan con el mismo obstáculo.

Según Roly, «ni en los bancos, ni en las Cadecas hay dinero disponible para comprar desde hace varias semanas. Hay que buscar en otro sitio (…)».

«Llevo mediodía en la calle bajo el sol y no he logrado comprar nada», agrega.


El economista cubano Omar Everleny dice que «ya se está dolarizando la economía aunque no se diga».

El experto asegura «el CUC empieza a perder valor (…) es una realidad».

Primero el dólar se disparó frente al peso convertible, y ahora está desaparecido, todo esto comenzó en octubre, cuando el régimen inauguró sus tiendas de electrodomésticos, para recaudar divisas extranjeras.

El mes pasado el Gobierno cubano prohibió la exportación e importación de CUC, desde noviembre los pasajeros que viajan al exterior tienen que cambiar el peso convertible antes de pasar por la Aduana.

De acuerdo a Miriam González, de 55 años, cajera de una casa de cambio, las autoridades no los dejan vender «divisas, ni dólares, ni euros, por el momento hace varias semanas en las Cadecas, porque no hay dinero».

«El dinero recaudado en divisas lo están enviando al aeropuerto», contó la trabajadora estatal.

Muchos cubanos con cuentas en divisas en bancos de la Isla han intentado sacar su dinero, porque en las tiendas de electrodomésticos tampoco hay el producto que buscan, y les hacen esperar semanas por falta de disponibilidad de la moneda extranjera.