Pasajeros arriban al Aeropuerto Internacional José Martí- La Habana/ Foto de archivo

El gobierno de Cuba ha confirmado que cobrará una tarifa de 30 dólares estadounidenses, o el equivalente correspondiente, en concepto de servicios sanitarios o tasa sanitaria a todo pasajero que llegue al país.


La información fue compartida en la publicación de la Gaceta Oficial No. 64 de este 14 de noviembre bajo la resolución 293-2020 del Ministerio de Finanzas y Precios.

“Resulta necesario establecer una Tasa Sanitaria por los servicios de Control Sanitario Internacional que realizan las autoridades de Salud Pública en los aeropuertos, puertos y marinas internacionales, cuyos ingresos contribuyan a financiar los costos en que se incurren para aplicar las medidas higiénico-sanitarias de atención a las personas que arriben al territorio nacional, como parte de las acciones contra la propagación internacional de las enfermedades”.

Por su parte la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, ha resuelto:

“Establecer una tasa sanitaria por los servicios de Control Sanitario Internacional que realizan las autoridades de Salud Pública en los aeropuertos, puertos y marinas internacionales a las personas que arriben al territorio nacional”.


La tasa será cobrada por las agencias transportistas luego encargadas de remitir los fondos al gobierno.

“En el caso de los transportistas aéreos, así como las navieras o propietarios de las embarcaciones, incluidas las de recreo, ejecutan el pago de la tasa correspondiente de sus pasajeros y tripulantes, a través de los operadores aeroportuarios, portuarios y de marinas, así como agentes de buques, según corresponda”.

De igual manera se decidió eximir del pago de dicha tasa sanitaria a los tripulantes de naves o aeronaves cuya estancia en el territorio nacional sea menor a 24 horas.

Vale recalcar que la resolución no relaciona la prueba a la necesidad de detener la propagación del Covid-19, sino que se refiere a «las acciones contra la propagación internacional de las enfermedades», con lo cual se podría sobreentender que la tarifa permanecerá una vez superada la pandemia global.