El Papa Francisco parece lanzar una crítica contra el presidente estadounidense Trump y otros políticos del mundo desarrollado que han basado sus campañas en demonizar a los inmigrantes.


“Los discursos políticos que tienden a culpar cada maldad a los migrantes y privar a los pobres de la esperanza son inaceptables. Más bien, es necesario reafirmar que la paz se basa en el respeto de cada persona” dijo el Papa Francisco en su mensaje anual de Paz.

Al enumerar las virtudes y los vicios de la política, Francis dijo que el nacionalismo era una amenaza para la paz porque destruye la confianza en un mundo globalizado.

Otra violación de la paz, dijo el martes, es la proliferación de armas y terror ejercida sobre los inocentes y vulnerables que los ha obligado a huir de sus hogares por seguridad.