Mugshot Christopher Davila-Captura de Pantalla MySanAntonio News

Las autoridades de San Antonio encontraron el cuerpo de King Jay Dávila, el bebé de ocho meses reportado como raptado por su padre, en una mochila enterrado en el lado noreste de la ciudad.


El padre del menor, Christopher Davila, quien fue arrestado al inicio de la investigación fue quien condujo a la policía al lugar donde yacía el cuerpo en un callejón sin salida cerca de Castle Lance y Castle Prince, a menos de una milla de la casa de su casa, reportó el diario local MySanAntonio.

Según el diario Dávila ahora está acusado de lesiones a un niño que causó lesiones corporales graves por omisión, un delito grave de primer grado. Además está acusado de posesión de un arma de fuego, posesión de drogas y manipulación de pruebas. Su fianza se ha fijado en $ 1.25 millones.

Segun la declaracion de Dávila a las autoridades, el estaba jugando videojuegos cuando el pequeño estaba en una asiento de automóvil encima de una cama. En cierto momento el asiento donde estaba el bebé se cayó haciendo que el niño se golpeara en el rostro aparentemente con una cómoda mientras caía.

Según la declaración en lugar de buscar atención médica para el niño, Davila esperó varias horas, luego revisó y descubrió que estaba muerto.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Dijo que la muerte del King Jay fue un accidente”, dijo el jefe de la policía de San Antonio, William McManus, en una conferencia de prensa el viernes por la mañana. “Se asustó y no llamó al 911”.

Aparentemente Dávila se apoyó en la ayuda de su madre, Beatrice Sampayo, y su prima, Angie Torres, para encubrir la muerte del menor y fingir un secuestro.

Las autoridades están investigando si hubo más personas involucradas.