Un matrimonio cubano que vive en Miami busca solicitar una visa humanitaria para una de sus hijas menor de edad que fue violada en Cuba.


El padre de la niña de 10 años, Juan Pablo del Llano, dio una entrevista exclusiva a Telemundo51 contando que la pequeña fue abusada en repetidas ocasiones por alguien cercano a la familia. La niña vive en Cuba con sus dos hermanas mayores al cuidado de su abuela quien tiene 80 años.

El presunto acosador sexual, hermano del esposo de la abuela paterna, aprovechaba los momentos en que no había nadie en la casa para acercarse a la niña y la amenazaba con matarla si lo denunciaba.

“El hombre se le acercaba y le ponía el miembro en la boca y también se lo rozaba por entre las piernas. Y cuando acababa de hacer todo eso, le daba dinero para que no hablara”, asegura Juan Pablo, quien aclara que en un momento la niña terminó hablando y “fue entonces cuando comenzó el proceso de investigación, lo buscaron y lo cogieron”.

Juan Pablo y la mamá de la niña salieron de Cuba hace tres años. En ese entonces, Geidy y sus dos hermanas menores se quedaron bajo el cuidado de tíos y abuelos, con la esperanza de un reencuentro en Estados Unidos que hasta ahora no ha sido posible.


El presunto agresor se encuentra bajo custodia en espera de juicio. La niña está siendo atendida por especialistas pero los padres quisieran poder tenerla cerca.

De acuerdo a la abogada de inmigración Claudia Cañizares, la niña pudiese ser valorada para recibir un parole humanitario pero los padres deberían presentar pruebas del daño físico y emocional de la agresión.

“Yo dudo mucho que inmigración decida que la niña permanezca en Cuba, separada de sus dos padres, después de haber sido víctima de un acto como este. Mucho más teniendo en cuenta los daños que ocasiona en una menor de edad”, dijo la abogada Cañizares.

Hace aproximadamente un mes Juan Pablo recibió finalmente su tarjeta de residente permanente en Estados Unidos y considera que tener un estatus legal en el país podría facilitar el trámite.