Lesiat Torres es un niño cubano con parálisis cerebral, y deficiencias auditivas que se mantiene al cuidado de su padre Armando, su vivienda en Cuba está en mal estado, y hace ya un año y seis meses el Gobierno cubano le prometió arreglar su casa.

Inicialmente su caso fue publicado en Diario de Cuba, y se llevó a cabo una campaña para ayudar al niño, en la que se recaudaron 703 euros, que su padre al principio no quiso aceptar, a causa de una ofensiva que llevaron a cabo en su contra varias entidades del régimen.

Según Armando, varias personas del gobierno le empezaron a hacer preguntas, lo acosaron y lo pusieron nervioso, “y yo no estoy cometiendo ningún delito simplemente estoy diciendo la verdad, y la verdad es la que hace justicia”.

La necesidad llevó al padre a aceptar el dinero, y agradece a todas las personas que donaron para su hijo.


Armando le compró un televisor al niño, para ayudar a que su cerebro empiece a desarrollarse, también compró una máquina de hacer rositas de maíz, para poder mantener a Lesiat.

Cuando su caso fue publicado en Diario de Cuba, el régimen cubano le quitó el niño a su padre, y lo envió a un centro de impedidos físicos, le prometieron entonces a Armando arreglar su vivienda, el menor empeoró en un hospital cubano, debido a complicaciones por problemas respiratorios, y el gobierno nunca reparó la vivienda.

Armando espera que el Gobierno cubano se conmueva, al ver al niño sufriendo y pasando necesidades, tampoco ha recibido un teléfono fijo de la compañía de telecomunicaciones cubana Etecsa, que ha solicitado varias veces.

En la pared de la sala de la casa derruida, cuelga un cuadro con la imagen de Fidel Castro.

También explica que para buscar los medicamentos, debe recorrer todas las farmacias, con su hijo a cargo, porque no se lo puede dejar a nadie.

Lesiat ha mejorado explica el padre, pero la única ayuda que dice haber recibido del Estado, es que no le cobran los medicamentos, exención de pago que se le había retirado, pero después de que su caso fue recogido por medios de prensa extranjeros, el Gobierno cubano le volvió a exonerar de los pagos de las medicinas.

Viven en la miseria, con una foto de Fidel Castro en la pared

(Con información de CubaNet)