Mosquito: Foto: Public Domain Gobierno de Estados Unidos

Otros dos residentes de Miami-Dade han dado positivo recientemente por el virus del Nilo Occidental, elevando el número total de infecciones este año a 26, dio a conocer el Departamento de Salud de Florida del condado, informa Local 10 News.


Funcionarios de salud explican que la mayoría de las personas que contraen el virus no muestran ningún síntoma. Solo aproximadamente una de cada cinco personas infectadas desarrolla fiebre y otros síntomas, como dolor de cabeza, dolor y fatiga.

La mayoría se recupera en aproximadamente una semana y menos del uno por ciento desarrolla síntomas graves, algunos de los cuales se vuelven fatales.

Según las autoridades de salud, las personas mayores de 60 años y las personas con sistemas inmunes debilitados tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves.

El FDOH, el virus del Nilo Occidental es la principal causa de enfermedades transmitidas por mosquitos en los EEUU.


Entre las precauciones que se deben tomar para evitar contraer el virus, están:

Drenar el agua de los botes de basura, canaletas, cubetas, cubiertas de piscinas, refrigeradores, juguetes, macetas o cualquier otro recipiente donde se haya acumulado agua de riego o de lluvia.

Desechar llantas viejas, tambores, botellas, latas, ollas y sartenes, electrodomésticos rotos y otros artículos que no se están utilizando.

Vaciar y limpiar los baños para pájaros y los cuencos de agua de las mascotas al menos una o dos veces por semana.

Proteger los botes y vehículos de la lluvia con lonas que no acumulen agua.

Mantener las piscinas en buen estado y adecuadamente cloradas.

Vaciar las piscinas de plástico cuando no estén en uso.

Cubrir la piel con ropa o repelente.

Ropa: use zapatos, medias y pantalones largos y mangas largas. Este tipo de protección puede ser necesaria para las personas que deben trabajar en áreas donde hay mosquitos.

Aplicar repelente de mosquitos sobre la piel desnuda y la ropa, y usar mosquiteros para proteger a los menores de dos meses, así como cubrir puertas y ventanas con pantallas para mantener a los mosquitos fuera del hogar.