El requetonero cubano Osmani García decidió tatuarse la cara y se puso el símbolo del número 1 y una especie de lectura de electrocardiograma en la frente.

Osmani asegura que el cambio lo hace sentirse mas sexy con sus nuevos tatuajes.


Los tatuajes se los hizo en Nueva Jersey en el centro de Pepe Colombia.