Los fanáticos de la música electrónica podrían comenzar a invadir Virginia Key una vez al año si los organizadores del Ultra Music Festival se salen con la suya.

Están negociando con funcionarios de la ciudad para trasladar el evento anual desde el centro de Miami al histórico parque público de playa. El próximo festival es del 29 al 31 de marzo y ha atraído desde 150,000 a 330,000 personas de todo el mundo a Miami por casi dos décadas.

En septiembre, los comisionados votaron unánimemente a favor de no hospedarlo en Bayfront Park, donde los residentes de los edificios de condominios de los alrededores se quejaban del tráfico y el ruido. Biscayne Boulevard usualmente estaba cerrado para acomodar a la multitud.

A diferencia del Virginia Key Grassroots Festival of Music & Dance, que también se lleva a cabo en el parque de la playa en febrero, los organizadores del Ultra Music Festival prevén el uso del Miami Marine Stadium, que se dañó en 1992 y se está renovando. Tiene una capacidad para unas 6.560 personas.


Según Eugene Ramírez, portavoz de la ciudad de Miami, los comisionados discutirán el tema el 15 de noviembre. El comisionado Keon Hardemon está patrocinando una resolución para celebrar un acuerdo de uso con Event Entertainment Group, Inc.

Los organizadores de la UMF podrían enfrentar la oposición de los residentes del pueblo de Key Biscayne, quienes tendrían que compartir el Rickenbacker Causeway con los fanáticos de la música electrónica.

Los residentes de Key Biscayne también han tenido que compartir la calzada una vez al año durante el torneo de tenis Open de Miami, que se celebra del 18 al 31 de marzo y se llevará a cabo en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens el próximo año.