La revista Acontecer Cristiano dio a conocer que el régimen cubano autorizó a una organización religiosa con sede en Estados Unidos para la donación de más de 1.4 millones de biblias a jóvenes en la Isla.

Solo esta semana se han entregado más de 50 mil ejemplares de la Biblia, como parte de un programa de la ONG Revival Fires International, radicada en una iglesia de la ciudad de West Monroe, Luisiana, de acuerdo a la publicación religiosa.

El misionero y líder de la organización Tim Todd confesó a la revista: “para la mayoría de estos jóvenes esta era la primera vez que tenían un ejemplar de la Biblia. Lo sostuvieron como algo valioso, como si fuera un pedazo de oro, muy cerca del pecho”.


También se entregaron cómics adjuntados a las biblias, “en formato de novela en español cubano, que tratan de cuestiones que forman parte de la vida cotidiana de la juventud, como la presión de los amigos, la pornografía y el suicidio”, como parte de la iniciativa Verdad para Jóvenes, contó Todd.

Según el religioso, el gobierno castrista había enviado “espías no tan secretos” para ver de cerca la entrega de estos libros, sin embargo contaron con el visto bueno de la Oficina de Atención para los Asuntos Religiosos (OAAR), adscrita desde 1985 al Comité Central del Partido Comunista.

“Tenemos permiso de la Oficina de Atención para los Asuntos Religiosos, del Consejo Cubano de Iglesias y del Consejo Bíblico Cubano para distribuir públicamente esas Biblias a 1.4 millones de jóvenes en Cuba”, añadió.

La iniciativa ha sido llevada a cabo gracias a la asociación entre los ministerios Junta de Misiones Internacionales, LifeWay Christian Resources, Convención Bautista de Florida y Church by the Glades, Florida.

IBM aportó 100.000 dólares para el proyecto, LifeWay donó 60.000 biblias, y los Bautistas de Florida contribuyeron con 2.000 dólares.

Desde la llegada de Fidel Castro al poder en 1959, se prohibía distribuir libros religiosos como la biblia en Cuba, hasta marzo de 2014 que el régimen permitió que llegaran de manera legal 83.700 biblias en contenedores desde EEUU.

(Con información de CubaNet)