La Organización Internacional para la Migraciones (OIM) envió a Cuba 2,800 colchones y ropa de cama para los damnificados en Cuba tras el paso del huracán Irma, informa Prensa Latina.


«El donativo será para apoyar a las familias de los municipios más afectados en la central provincia de Villa Clara (ubicada a unos 300 kilómetros al este de La Habana)», aseguró Sonia Karakadze, oficial de la OIM en Cuba.

Según resalta Diario de Cuba, a inicios de octubre las autoridades cubanas comenzaron a vender a los afectados productos de primera necesidad como sábanas, cocinas y colchones, y una semana después del huracán Irma, también se vendieron estos últimos en un pueblo de Ciego de Ávila.

Asimismo, la prensa cubana publicó que al Mariel arribó un contenedor con tanques plásticos con capacidad de almacenamiento de hasta 250 litros que serían distribuidos en Guantánamo.