A los 63 años de edad fue puesto en libertad, el preso político Daniel Santovenia Fernández, quien estaba preso en la Isla desde el año 1991, cuando fue capturado por un intento de infiltración armada desde EEUU, dio a conocer vía redes sociales Iván Hernández Carrillo, ex prisionero de conciencia del Grupo de los 75, reporta Diario de Cuba, citando a varias fuentes.


Daniel Santovenia es uno de los opositores cubanos que más tiempo ha permanecido en la cárcel, aunque su condena era de 30 años, pasó 27 en prisión.

«Estuve 22 años en celdas de 24 hombres y, los otros cinco, los pasé en un campamento de mínima seguridad», reveló el disidente cubano.

Desde Colón, Matanzas, Santovenia Fernández prestó declaraciones para Martí Noticias, relatando «vine a Cuba a luchar por la libertad de mi país, para darle una patria libre a mis hijos y que aquí se pudiera vivir con felicidad, con protección de los derechos humanos».

El opositor arribó en una embarcación procedente de Miami el 29 de diciembre de 1991, y fue detenido por las autoridades cubanas ese mismo día en las proximidades de Cárdenas, junto a los anticastristas Pedro Álvarez Pedroso, liberado recientemente, y el jefe del comando, Eduardo Díaz Betancourt, fusilado en enero de 1992.


Fueron interceptados casi de inmediato, por lo que se sospecha se trató de una delación, al ser apresados le fueron decomisadas armas y municiones, reporta Diario de Cuba.

Santovenia Fernández como Álvarez Pedroso fueron sentenciados a muerte, pero el Consejo de Estado finalmente determinó para ellos 30 de cárcel.

La prensa oficialista divulgó en aquel momento que los opositores buscaban poner petardos en cines, salas bailables y otros centros de recreo, para infundar pánico en la población, así como después dinamitar instalaciones económicas de relevancia.

Según informaron agencias internacionales en aquel entonces, familiares de los disidentes en Miami rechazaron la versión de la prensa estatal cubana.

Teresina Rodríguez, hermana de Daniel Santovenia expresó ante el tribunal cubano: «nadie sabe lo que sucedió realmente», y opinó que la versión oficialista era «forzada», porque el opositor «nunca trataría de matar a nadie».

El padre de Santovenia Fernández pasó dos años en una prisión cubana a principios de la década de los 60 por participar en la invasión de Bahía de Cochinos, de acuerdo a Martí Noticias.

Ocho hombre que entraron a Cuba con armas desde la Florida para intentar derrocar al régimen castrista han permanecido en la lista de encarcelados por razones políticas de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), con sede en La Habana, entre ellos Daniel Santovenia.

Humberto Eladio Real Suárez, Armando Sosa Fortuny y Miguel Díaz Bouza en cárceles cubanas desde 1994, forman parte de varios de los presos políticos que llevan más de 20 años detenidos en la Isla, la mayoría por participar en intentos armados contra el Gobierno cubano.

(Con información de Diario de Cuba)