Un activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Reinier Rodríguez estuvo cinco días preso, y le impusieron tres mil pesos de multa por hablar con extranjeros.

Rodríguez habló con Radio Martí sobre lo sucedido: “Yo iba por San Rafael para buscar la calle Galiano, y un policía me pide mis documentos, y yo se los doy”.

Según contó el activista y opositor el agente de la policía le dijo que tenía antecedentes de haber conversado con turistas; Reinier lo admitió, porque a su juicio no se trata de un delito, y lo trasladaron a la unidad donde lo acusaron formalmente.

En opinión del disidente, los que están cometiendo delitos y vulnerando derechos en el país son ellos “el régimen”, le impusieron una multa de 3.000 pesos por explicarle a extranjeros la violencia y la represión, el abuso, el maltrato y la discriminación del Gobierno cubano contra sus propios ciudadanos.


(Con información de Radio Martí)