Vecinos de Hialeah llamaron a las autoridades para evitar que un perro de raza Pitbull los atacara.

Cuando el agente que respondió al llamado llegó al lugar, el animal lo atacó y el oficial se vio obligado a dispararle.