Una vez más obreros de la construcción cubanos están siendo discriminados y reemplazados por trabajadores indios. Esta vez los obreros extranjeros laboran en el hotel Pullman Cayo Coco, dijeron periodistas independientes de Morón, Ciego de Ávila.

Un empleado del hotel confirmó por teléfono que «una brigada de obreros indios está trabajando en el hotel desde hace unos 20 días».

La contratación de albañiles y otros técnicos de la construcción procedentes de la India saltó a mediados del pasado año, cuando se supo que decenas de estos habían sido contratados por intermedio del grupo francés Bouygues para trabajar en el montaje de un hotel en la Manzana de Gómez, en La Habana.

Directivos cubanos vinculados al asunto dijeron entonces a Juventud Rebelde que los obreros indios eran «muy disciplinados» y más productivos» que los locales.


El reportero independiente, Oscar Ayala, basado en el municipio Morón, corroboró la presencia de constructores indios en Cayo Coco. Les están pagando unos 3.000 dólares al mes, aseguró.

Ayala explicó que constructores de provincias orientales quedaron sin contrato y debieron regresar a sus provincias porque «no había dinero» para pagarles. No precisó cuándo concluyeron sus contratos.

Autoridades de la construcción en la isla se refieren a los obreros indios como «monitores-operarios».

Además de argumentar que los indios son más productivos y mejor calificados, los directivos cubanos han dicho que la contratación de obreros extranjeros en las obras del turismo «es totalmente coherente con lo estipulado en la legislación que regula este tipo de contrato».

(Con información de Martí Noticias).