En su última conferencia de prensa como presidente de Estados Unidos, Barack Obama respondió a preguntas sobre el fin de la política pies secos pies mojados.

Obama defendió su decisión de poner fin a la política migratoria que beneficia a los cubanos y aseguro que no existe razón para que los cubanos sean tratados de manera diferente cualquier otro inmigrante de latinoamericano o cualquier otro país del mundo.

Obama aseguro que la decisión vino después de varias consultas con el Departamento de Seguridad de la Patria y negociaciones con el gobierno de Cuba.

El presidente argumento que las medidas de acercamiento tomadas por su administración con anterioridad eran incompatibles con la política migratoria a la que puso fin.