La ex estrella de la NFL y actor O.J. Simpson, se presentó el jueves ante la Junta de Libertad Condicional de Nevada. Expreso que planea regresar a la Florida si lo liberaban, el último estado donde vivió cuando estaba libre, después de una condena de 9 años en el estado de Nevada.


Simpson fue declarado culpable en un tribunal civil en 1997 por el asesinato de su ex esposa Nicole Brown Simpson y su amigo, Ron Goldman. Donde le ordenaron pagar $33.5 millones a los familiares de los fallecidos.

En el 2007, la policía arrestó a Simpson por contratar a varios hombres, algunos de ellos armados, para recuperar varios balones de football autografiados y otros artículos que dijo le robaron varios años antes. En el 2008, un juez lo sentenció a 33 años de cárcel en una prisión estatal de Nevada por 12 cargos, que incluían robo, agresión y secuestro. Simpson fue relevado de algunos de esos cargos en el 2013, la última vez que se presentó ante la junta que escuchó su petición de libertad este jueves.

Los miembros de la junta aprobaron en una votación concederle la libertad condicional por buen comportamiento durante estos años.