El nuevo teléfono inteligente plegable de Samsung costará $ 1,999 dólares, y la compañía de electrónicos espera que muchos lo compren.


La nueva creación es el Samsung Galaxy Z Fold 2 que saldrá a la venta el próximo 18 de septiembre, pero ya está disponible para pedidos anticipados a partir de hoy 2 de septiembre, anunció la compañía el martes.

El Z Fold 2 es el dispositivo más nuevo de Samsung con una pantalla plegable: una pantalla frontal de 6.2 pulgadas y una pantalla interior de 7.6 pulgadas cuando el dispositivo está desplegado. La compañía está promocionando su «vidrio ultrafino» y las actualizaciones del mecanismo de bisagra entre las dos pantallas que, según afirma, harán que el teléfono sea más duradero.

Por el elevado precio del teléfono, Samsung está ofreciendo un paquete VIP a quienes lo compren. Este paquete incluye acceso a restaurantes con estrellas Michelin, así como a varios clubes de golf y de campo en los Estados Unidos.

La pantalla de cristal del Z Fold 2 es un paso adelante de la pantalla flexible original que Samsung debutó con el Galaxy Fold 1, y las pantallas de plástico de los dispositivos plegables anteriores, como el muy conocido teléfono inteligente RAZR de Motorola. También tiene más espacio de pantalla en general: el primer Galaxy Fold tenía una pantalla frontal de 4.6 pulgadas y una pantalla de 7.3 pulgadas cuando estaba abierto.


«Escuchamos atentamente los comentarios de los usuarios para asegurarnos de que estábamos aportando mejoras significativas al hardware, al tiempo que desarrollamos nuevas innovaciones para mejorar la experiencia del usuario», dijo TM Roh, presidente y jefe de comunicaciones móviles de Samsung, en un comunicado el martes.

El teléfono permitirá tener varias aplicaciones o múltiples archivos de la misma aplicación, abiertos simultáneamente. Los usuarios pueden, por ejemplo, tener un video en la mitad de la pantalla plegada mientras se desplazan por el correo electrónico en la otra mitad. También pueden arrastrar y soltar texto entre varias aplicaciones abiertas.

La pantalla en la parte frontal del dispositivo también agrega nuevas capacidades de cámara, como la capacidad de ver una foto que alguien le está tomando. El nuevo teléfono también tiene una función para grabar videos «manos libres».

Por otra parte no todas las aplicaciones se ajustan aún a la nueva pantalla. Samsung dice que está trabajando con los desarrolladores de aplicaciones para garantizar que se puedan ajustar más servicios a la pantalla flexible.