American Dream Miami es como le llaman los urbanizadores canadienses al nuevo proyecto de construcción de lo que será el centro comercial más grande de Estados Unidos, informó el Nuevo Herald.

Sin embargo, el proyecto se ha ganado el sobrenombre de “American Nightmare Miami”, la Pesadilla Americana de Miami, ya que traerá consigo grandes problemas de tráfico.

A pesar de lo anterior, el proyecto de tamaño colosal ha recibido un tratamiento de ensueño por parte del gobierno del Condado, el cual por un lado afirma que el tráfico es el problema número uno que hay que resolver y, por el otro, le da aprobación acelerada a un proyecto que de seguro creará una pesadilla para el tráfico.

Toda esta grandiosidad, sin embargo, lo único que trae consigo es su tamaño, miles de trabajos de bajo sueldo, y el potencial de ganancias para los urbanizadores, pero escasos beneficios reales para los residentes establecidos del área y las personas que viajan diariamente de ida y vuelta al trabajo entre Miami-Dade y el área del suroeste de Broward.

A diferencia de Orlando, que era un lugar en gran medida poco urbanizado cuando Disney abrió sus puertas en 1971, el terreno del súper centro comercial colinda al este con comunidades bien establecidas, algunas de las cuales están apretujadas en urbanizaciones de edificios pegados unos al otro que crearon los embotellamientos originales de tráfico en el área.


Allí también se intersectan dos autopistas, el Turnpike y las I-75, ambas ya llenas a reventar.

El proyecto fue “soñado” por la compañía canadiense Triple Five (propietaria de Mall of America en Minnesota) en colaboración con Graham Companies, empresa de Miami Lakes que les vendió discretamente una buena parte del terreno.

Como una parte considerable de la excesiva urbanización de Miami-Dade, la aprobación del proyecto ilustra la manera en que el gobierno socava a la comunidad. Aunque proyectos a menor escala que requieren cambios de zonificación son el encabezamiento de montones de notificaciones condales sobre audiencias, ni una sola notificación sobre el súper centro comercial y parque temático ha sido enviada a los miles de residentes afectados del área.