La estatal Prensa Latina, recogió que República Dominicana comenzó a erigir este domingo un monumento dedicado a Fidel Castro.


El sitio elegido ha sido la localidad de Laguna Salada Valverde, donde el monumento estará emplazado, se dio a conocer que tendrá forma de pirámide, unos cinco metros de altura, y en la cúspide tendrá la bandera cubana en su asta.

A ambos lados se situarán dos tarjas con ideas del fallecido dictador.

Como fondo, Manuel Almonte, artista dominicano creará un mural, que esbozará momentos de la historia de Cuba hasta el 1 de enero de 1959.

El promotor del monumento es Oscar Beillard, de quien la prensa cubana no ha ofrecido detalles, Beillard ha donado el terreno para que se construya la pirámide en homenaje al ex autócrata cubano.


Así mismo, el hombre del que no se sabe nada, que ha sido el que ha ideado el monumento pretende que “se convierta en un lugar de peregrinación para quienes en Dominicana deseen rendirle tributo” al tirano.

Se prevé el monumento se inaugure el 25 de marzo de 2018, “aniversario de la firma del Manifiesto de Montecristi por José Martí y Máximo Gómez”, subrayó Beillard.

El embajador cubano en República Dominicana, Carlos Jesús de la Nuez, directivos procastristas de la Campaña de Solidaridad con Cuba y de los Comités de Solidaridad con la Isla de las provincias de Santiago, Santiago Rodríguez y Valverde, fueron los encargados de colocar la primera piedra de la torre, este domingo.

La izquierda latinoamericana homenajea al dictador cubano, cuando sólo conoce la historia de Cuba que cuenta el oficialismo, y no se detiene a colocarse al lado del oprimido pueblo de la Isla Comunista. Rinde tributo al comunismo, sin saber lo que significa, y luego se quejan de los Gobiernos de sus países; Latinoamérica no ha sido solidaria con la causa cubana, ha abandonado y traicionado a Cuba, honrando al hombre que la destruyó.

(Con información de Diario de Cuba)