Agentes del equipo SWAT de la Policía de Hialeah

El nuevo centro de entrenamiento del equipo SWAT de la Ciudad de Hialeah es uno de los más modernos y mejor equipados de la Florida.

Este miércoles el alcalde, el jefe de la policía y otros líderes locales llevaron a cabo un evento para mostrar a la comunidad los nuevos equipos que desde ya formarán parte del nuevo centro que da seguridad a una comunidad de más de 220 mil habitantes.


La casa de entrenamiento es a prueba de balas. Allí, los agentes podrán disparar sus armas en un ejercicio diseñado para salvar vidas en situaciones como toma de rehenes en edificaciones.

También cuentan con nuevos drones y cámaras corporales que costaron un millón de dólares.

La fuerza policial de Hialeah está integrada por más de 300 agentes, lo que la convierte en una de las más grandes de la nación.

Estos agentes también recibieron nuevo armamento entre ello, nuevas pistolas eléctricas. Para la demostración de las mismas, el cubanoamericano Jorge Masvidal, campeón de artes marciales, fue utilizado como el sospechoso rebelde.


Tanto el alcalde Carlo Hernández, como el jefe de la policía de Hialeah, están confiados en que la incorporación de estas nuevas tecnologías y equipos para entrenar harán al departamento mucho más eficaz y elevarán la seguridad en la ciudad.