Inicia un nuevo año, y a casi cuatro meses del azote del huracán Irma, Camagüey ha recuperado el 100% de las instalaciones turísticas contra solo el 22% de las viviendas que sufrieron destrucción total o parcial, o que perdieron sus techos por el paso del meteoro, según Granma, diario oficialista.


La desesperanza de los pobladores no es exclusiva de Camagüey, la situación se repite en la mayoría de las provincias de la Isla. El general Raúl Castro, dejó claro tras el paso de la tormenta que la prioridad del régimen era restablecer las instalaciones turísticas con vistas a la llegada de la temporada alta, muchos de los hoteles de Cuba son administrados por el monopolio militar.

Según el órgano oficial del PCC (Partido Comunista de Cuba), de las 43.689 afectaciones a viviendas en Camagüey, se han resuelto 9.449. “Se han construido 880 viviendas rústicas, se asume la construcción de otras hechas de bloques, mampuesto, madera (…) o la adaptación de locales”.

La prensa estatal cubana no precisa a qué se refiere con viviendas rústicas, ni diserta sobre el drama humano que se esconde tras las estadísticas.

En Cuba el periodismo carece de opinión, y si tiene alguna siempre alude a la doctrina castro-comunista.


Resalta que han sido resueltos los problemas de las 57 instalaciones turísticas dañadas, y que actualmente “operan sin dificultad”.

“No han transcurrido cuatro meses aún y ya el panorama es otro. Atrás va quedando la imagen de destrucción y desasosiego, para dar paso a la esperanza y al firme convencimiento de que solo con el aporte de todos se puede enfrentar tamaño reto, sin abandonar los principales programas de desarrollo del territorio”, incluye el Granma.

El artículo subraya que se han solucionado el 93,3% de los perjuicios a la industria alimenticia, el 74,4% de los daños en las escuelas, el 91% de los registrados en el sector de la salud pública, y el 55% en lo referente al comercio.

De acuerdo a datos publicados, de las 11.483 hectáreas de cultivos dañadas, se han recuperado 7.303; mientras tanto que la gente siga sin casa no es un problema para el Gobierno cubano.

Recientemente en reportajes de Martí Noticias, han entrevistado a cubanos que llevan albergados en la capital cubana, alrededor de 15 años, e incluso una mujer accedió a una entrevista, y dijo que hacía 32 años se encontraba albergada, la situación del fondo habitacional en Cuba es dramática. En diciembre, funcionarios de Vivienda dijeron ante el último pleno anual de la Asamblea Nacional, que en la Mayor de las Antillas han sido resueltas 39.414 afectaciones ocasionadas por Irma, admitiendo que esa cifra solo corresponde al 22% del total de daños en las viviendas.

(Con información de Diario de Cuba)