¿Cuántas veces has hecho promesas para el nuevo año que nunca hemos cumplido? no estás solo nueve de cada diez personas no cumplen sus propósitos de Año Nuevo.


Un estudio de la Universidad de Scranton, Pensilvania, reveló que 9 de cada 10 personas que establecen propósitos de Año Nuevo fracasan debido a que se plantean de forma vaga, sin definir un tiempo para lograrlo, ni el proceso o método.

Algunas de las razones más comunes para no cumplir los propósitos de Año Nuevo son:

Hacerlo solo: Ya sea dejar de fumar o ir al gimnasio con más frecuencia, no lo haga solo. Las personas tienen más éxito cuando crean objetivos en grupo.

Propósitos extremadamente difíciles: La mayoría de nosotros creamos resoluciones que son demasiado «grandes» y, por lo tanto, no podemos cumplirlas.


Renunciar demasiado fácil: Ya sea que te desanimes o simplemente pierdas el interés, rendirte fácilmente es un factor decisivo. Muchas personas hacen sus resoluciones con la genuina creencia de que pueden lograrlas, pero a partir de febrero, la emoción desaparece y otras prioridades comienzan a tener prioridad.

Gestión del tiempo: A veces te das cuenta de que tu resolución es un compromiso de tiempo mayor del que originalmente habías pensado.

Carga financiera: Muchos renuncian a sus resoluciones si los gastos asociados son demasiado altos «Por ejemplo, perder peso a veces puede requerir una membresía de gimnasio costosa».

No tener un plan: Las mejores resoluciones son aquellas que realmente incluyen un plan de acción, las personas se preparan para el fracaso porque se comprometen a una resolución, sabiendo que no tienen ningún plan para lograrlo.

Falta de honestidad: ¿Está realmente comprometido a correr una maratón, perder peso o cualquier otra cosa que se comprometa a hacer? Se honesto contigo mismo.